Asamblea Austrias

Comunicado Asamblea Austrias contra la Criminalización de Toma el metro

“Una Asamblea no solo esta vinculada a sus acciones, sino sobre todo a sus compañeros”. Así empezábamos nuestro manifiesto en defensa de los miembros de nuestra Asamblea, Fermín y Desiré, tras su detención el pasado 26 de abril, acusados de participar en la acción de Toma el metro.

En esta ocasión, volvemos a expresar nuestro más incondicional apoyo a las seis personas que fueron detenidas los días 21 y 22 de junio en Ciudad Universitaria y en nuestro vecino barrio de Lavapiés, acusadas también de participar en un acto de protesta contra el Tarifazo.

 Ante la persistente criminalización que están sufriendo los compañeros y compañeras que han decidido, de forma valiente y solidaria, enfrentarse al envite neoliberal que estamos sufriendo, que nos recorta derechos y servicios públicos, para beneficiar a los empresarios, banqueros y políticos que nos han llevado a esta situación de bancarrota económica, la Asamblea Popular del barrio de los Austrias quiere manifestar lo siguiente:

 Los distintos actos de protesta que se han llevado a cabo, mediante la acción de tirar del freno de seguridad del metro en distintas lineas y paradas, no han supuesto ningún riesgo para las personas, ni han ocasionado ningún daño humano y material.

Dichos actos suponen un recurso legítimo de protesta y desobediencia civil ante una subida de tasas descomunal, que tiene como finalidad la de impedir el uso y disfrute a la población madrileña del servicio de transporte público y así poder destinar recursos económicos públicos a la financiación del sector empresarial, como la educación y la sanidad privada, o al rescate de bancos que desahucian a cientos de familias todos los días.

En segundo lugar, la criminalización de la protesta social tiene claramente la intencionalidad de convertir en material policial y penal todo acto de inconformismo frente a medidas injustas y antidemocráticas, mientras que los responsables de la crisis económica no son juzgados ni detenidos. Esta persecución de las fuerzas y cuerpos policiales, en connivencia con los fiscales y jueces, pretende amedrentar a todas aquellas personas que han decidido no quedarse indiferentes ante el atropello neoliberal de esta crisis económica. En este sentido, queremos dejar constancia que no tenemos miedo, que seguiremos organizando, apoyando y participando en actos pacíficos de desobediencia a leyes y medidas políticas que dañen el bien común y los derechos humanos que tanto esfuerzo y vidas han costado alcanzar.

En tercer lugar, queremos denunciar la connivencia entre algunos medios de comunicación y periodistas con los mandos policiales, la Delegación del Gobierno y el Ministerio del Interior. Las informaciones aparecidas sobre los actos de protesta contra el Tarifazo en el metro de Madrid no hacen sino poner en evidencia que algunos medios son meras correas de trasmisión del poder policial represor. La Asamblea de los Austrias reitera su convicción en la labor periodística al servicio de los ciudadanos, una tarea que debe ser rigurosa, contrastada y crítica. Sin embargo, diversos medios e informadores insisten en hacer públicas informaciones falsas, calumnias y mensajes interesados de los mandos policiales y políticos.

En cuarto lugar, queremos dejar en evidencia una campaña de desprestigio mediático, criminalización y persecución política dirigida a dos colectivos específicos. La detención el 21 de junio de dos estudiantes a la salida de clase en Ciudad Universitaria, acusados de participar en la Acción de Stop al tarifazo, es un atropello más de una estrategia iniciada contra aquellos jóvenes que han decidido oponerse a los recortes educativos, a la reforma laboral o a la subida del trasporte público. Un país que persigue, detiene y encarcela a sus jóvenes recuerda más a un estado dictatorial pasado, que a uno que respeta el derecho democrático a la libre expresión y manifestación.

A su vez, la detención de cuatro personas el 22 de junio en el barrio de Lavapiés, acusadas también de participar en la Acción de Stop al tarifazo, vuelve a poner de relieve la orquestada actuación criminalizadora por parte del Ayuntamiento de Madrid, la Delegación del Gobierno y el Ministerio del Interior contra una barrio que se ha declarado en rebeldía contra la injusticia social. La persecución policial a personas migrantes, a manifestantes y a cualquier vecino o vecina de Lavapiés es una constante. Cuando las fuerzas policiales acosan y detienen a personas que quieren vivir en paz y ejercer su derecho a expresar sus ideas libremente, estamos más cerca de en un estado dictatorial, que de una democracia formal.

Por todo ello, la Asamblea de los Austrias reitera su apoyo a los detenidos, sus amigos y familiares, y pone de manifiesto que ningún acto mediático y policial que persiga criminalizar la defensa pacífica y legítima de nuestros derechos conseguirá amedrentarnos en nuestra lucha. Nos vemos en las calles y plazas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s